TODO ES CULPA DE LA SAL

María Cristina Pérez González / Colombia / 2020 / 10’

La sal, un condimento muchas veces invisible en la mesa familiar, pero con la capacidad de alterarlo todo, es el culpable perfecto cuando se vive – uno de esos días “especiales” que no queremos repetir. A través de la elaboración de un álbum fotográfico se construye, imagen a imagen, el arquetipo de un patriarcado completamente disfuncional. Todo es culpa de la sal es un relato íntimo cargado de la ironía del comportamiento humano y animal.

Esta obra de animación, premio del público en el festival DOK Leipzig 2020, reúne técnicas artesanales de dibujo y témpera. Una paleta de texturas y materialidad que le dan a la historia una sorprendente profundidad emocional. Su realizadora, María Cristina Pérez González, lleva trabajando variadas técnicas de animación desde el año 2014 y actualmente desarrolla su largometraje Mi papá el camión, cuyo guión fue premiado por el FDC (fondo de desarrollo cinematográfico).